Síguenos en...
¿Qué está buscando?

Sergio Rodríguez Clariana: "Cuanto más entreno, más suerte tengo."

CRISIS DECLARADA EN EL SECTOR AGRÍCOLA. ¿ACTUAMOS YA?

CRISIS DECLARADA EN EL SECTOR AGRÍCOLA. ¿ACTUAMOS YA?

Como leridano muy preocupado (nos estamos jugando la economía de nuestra zona), y experto en el sector agroalimentario en organización, estructuraciones y restructuraciones de Empresas Familiares (son casi la totalidad) abordaré la situación de forma realista. La economía de mi tierra y de las colindantes (Aragón), pues constituimos un hub agroalimentario muy importante a nivel nacional, requiere de actuaciones contundentes e inmediatas. Hablamos de un sector, el hortofrutícola en particular, cuyos resultados en los últimos años han sido negativos. El ministro del ramo, con buen criterio, hablaba del relevo generacional entre los factores que están marcando el futuro del sector. Abandono de explotaciones agrarias y nuevas generaciones que no quieren entrar en un sector, cuyos resultados no auguran un bienestar económico a las familias empresarias en un futuro ya demasiado cercano.

 

Cuando se aborda una restructuración empresarial lo primero que hay que hacer es eliminar las pérdidas y poner a la empresa /cooperativa en umbral de rentabilidad. En estos procesos siempre hay que sacrificar algo. Deberemos plantearnos cuales son las palancas del mercado y cómo activarlas en nuestro favor. Ello requiere de un análisis exhaustivo de la situación de cada empresa y su encuadre dentro del sector. ¿cómo actuaremos?

 

1.- Confeccionaremos un Plan Estratégico (les recuerdo un dato preocupante: más del 85% de empresas no disponen de ninguno). Una herramienta adecuado al tamaño de la empresa para tener una clara organización del presente y la direccionalidad hacia el futuro.

 

2.- Analizaremos la competencia, “benchmarking” dentro de la casuística del sector. Definiremos con precisión los costes reales de producción, las posibilidades de nuevos mercados, es decir, la comercialización, valorar y establecer alianzas estratégicas puntuales o no con otros productores, etc.

 

3.- ¿Saben con certeza en qué momento está su empresa? ¿Quiénes son en el sector? Para ello habrá que obtener información estructurada, precisa y fiable que les permita tomar las decisiones estratégicas adecuadas.

 

4.- Tener órganos de gobierno estructurados tanto a nivel empresarial como familiar parece una obviedad, pero ¿los tienen creados?  

 

5.- Mi máxima, la repito y no me canso de repetirla a todos mis clientes y especialmente a los del sector del que hablo: ESTABLECER ECONOMIAS DE ESCALA. Único modo de poder luchar en igualdad de condiciones con los grandes operadores, de lo contrario es imposible una negociación equilibrada. De igual a igual. Ahora, con explotaciones pequeñas el poder de negociación resulta muy desigual. El resultado es evidente. “Divide y vencerás”.

 

Les voy a contar un dato que les interesará. Esta semana mantuve una reunión informal con directivos bancarios con poder real en operaciones de refinanciación. Había representadas varias entidades financieras. Con ellos, y hablando de la economía en general, surgió el tema de las limitaciones a la concesión de crédito (reales) y las reducciones de rating practicadas por la banca a las empresas de forma multisectorial. El ratio de mora, confirmado “off the record” por supuesto les está creciendo a todas. ¿Qué está sucediendo? El crédito va a los solventes como pueden adivinar. Como guinda, me indicaron que en la situación actual es preferible presentar resultados positivos para que los departamentos de riesgos no recorten líneas. Esta es la otra realidad.

 

Cuando hace poco estuve en una cooperativa porque precisan de un cambio de gestión importante, me di cuenta de un error. Hay una transición generacional deficiente y los mayores (sabios) deberían entender que hay que cambiar el sistema que les funcionaba. Si, digo funcionaba. Ahora el paradigma ha cambiado, y aunque todos los cambios producen temor e inseguridad no queda más remedio que abordarlos.

 

Debemos contar con los políticos para que hagan su trabajo, pero es el sector el que realmente debe actuar con contundencia, dejándose de personalismos y concentrando el valor añadido que es capaz de reunir. Los nombres y apellidos dejan de tener valor empresarial cuando las empresas entran en una espiral negativa.

 

¿Hay soluciones? Si, pero con muchísima urgencia, proactividad y efectividad por parte de todos los actores del sector. Para asegurar empiecen por su propia casa.

 

Les dejo el artículo del Diario Expansión que me ha inspirado esta reflexión.

 

https://www.expansion.com/economia/2020/02/08/5e3eebf7468aeba62d8b4599.html

 

Publicado
el 10-02-2020
Compartir
Últimas noticias
La necesidad de planificar el relevo generacional en la Empresa Familiar . Cómo conjugar empresa-família-patrimonio. Hay empresarios que demoran este proceso creyéndose "inmortales"Leer más
Si debes 100.000 euros al banco tienes un problema. Si le debes 100 millones, el problema lo tiene el banco. De esto, también, hablamosLeer más
Webinar sobre la necesidad de Reestructurarse para afrontar la época post COVID-19Leer más
Cuando un empresario contacta conmigo porque su empresa está pasando por malos momentos, toca actuar. Toca ser inflexible tomando decisiones. Toca ser Un Hombre de NegroLeer más

Sergio Rodríguez Clariana

Últimos tweets
Mi perfil en LinkedIn

Sergio Rodríguez Clariana