Sígame en...
¿Qué está buscando?

Sergio Rodríguez Clariana: Empresa - Familia - Patrimonio.

EL SINDROME DEL NIÑO MALCRIADO EN LA EMPRESA FAMILIAR

EL SINDROME DEL NIÑO MALCRIADO EN LA EMPRESA FAMILIAR

 

Las líneas que van a leer a continuación es posible que les sorprendan; aunque dentro de las empresas familiares este sea un tema recurrente y muy complicado de resolver, pues afecta a la relación paterno filial, y exprime en algún caso de forma inmisericorde ese amor y afecto que sienten los padres por sus hijos.

 

En mi experiencia como consultor en la empresa familiar he vivido y presenciado el puro chantaje emocional. Un arma que se utiliza cuando los hijos no consiguen aquello que consideran que, o bien se merecen, o bien están predestinados a tenerlo por haber sido ungidos con el apellido correspondiente.

 

Es ahí cuando, dentro de las intervenciones en las empresas, los consultores deberemos conocer la historia de la empresa, desde, a ser posible, la primera generación que la creó. Desde este primer dato podremos construir el genograma. Un análisis que nos aportará mucha información.

 

Los procesos de intervención requieren de una liturgia necesaria y técnica para poder detectar todos los síndromes y conflictos latentes o enraizados que puedan acaecer en la empresa intervenida.

 

Debemos ir a buscar la causa de los problemas. Conocer los porqués: desde la formación académica de cada hijo/a, a la experiencia adquirida, sus amistades, aficiones, deportes, pareja (por matrimonio o no)… hasta todas aquellas interrelaciones personales y/o profesionales que se hayan podido desarrollar desde una temprana edad.

 

No he encontrado a ningún empresario/a que no conozca perfectamente las aptitudes y actitudes de sus hijos e hijas. Ninguno. Otra cosa es cómo, en función de sus capacidades, conseguimos sacar lo mejor de cada uno de ellos sin alterar en exceso el statu quo familiar.

 

Y las capacidades, actitudes y conductas de los hijos son un factor aglutinador o disgregador que causa en algunos casos mucho dolor. Obviamente también son la causa de la continuidad o no de muchas empresas.

 

La realidad es que las familias empresarias suelen separarse cuando las cosas van muy bien o muy mal. El punto medio es de equilibrio. Cuando van muy bien porqué alguna de las partes considera que ha hecho más que la otra para llegar a esa situación y quiere más o diferente. Lo cual nos lleva a la famosa frase: “compras o vendes”.

 

Cuando van mal es más fácil entenderlo puesto que hay que recortar gastos; visa, coches de alta gama, viajes etc. suelen tener a la banca pisándoles los talones. Ahí aparecen todos los demonios y los niños malcriados hacen su aparición en escena en todo su apogeo. Depresiones, desaparición temporal de la empresa, amenazas y otras lindezas. Todo por tener que reducir sus dispendios. Lo contrario de lo que precisa cualquier crisis: frialdad, orden y resiliencia. En estos momentos los consultores externos somos la única opción para abordar esas situaciones de auténtico estrés empresarial.

 

Demostrar equilibrio, solvencia y capacidad de superar una mala etapa es trabajo del consultor. Porqué los acreedores (stakeholders) no tienen confianza en una empresa que funciona bajo los parámetros familiares que he descrito. Y créanme. Lo saben, pues en privado lo comentan.

 

La empresa familiar con varias familias accionistas que conforman un ente sistémico con diferentes galaxias tiene que pactar seguro, pero es muy importante que la organización de la compañía y los órganos de gobierno se conceptualicen dentro de las mejores prácticas. El orden interno previsor es un gran facilitador de acuerdos y evitará la irrupción del síndrome del niño malcriado.

 

La Familia es la base de la Empresa Familiar. Antepongan la empresa a la familia para que esta siga unida y la empresa perdure para las siguientes generaciones.

 

Lleida, Marzo de 2022

 

Publicado
el 20-03-2022
Compartir
Últimas noticias
Las conclusiones y los inputs más importantes que se compartieron en la Jornada Económica que impulsé junto a La Cambra y cuyo eje fue la financiación alternativa: Fondos de Inversión, Fondos de Deuda y Capital RiesgoLeer más
Reestructuro empresas, lo saben, algunas muy, cuando digo muy es muy, estresadas. Muchas pasan por un momento de inflexión que supone la supervivencia o no de la misma (con la debacle financiera y patrimonial que supone que sí, imaginan bien...Leer más
Las líneas que van a leer a continuación es posible que les sorprendan; aunque dentro de las empresas familiares este sea un tema recurrente y muy complicado de resolver, pues afecta a la relación paterno filial, y exprime....Leer más

Sergio Rodríguez Clariana

Últimos tweets
Mi perfil en LinkedIn
Sergio Rodriguez Clariana en linkedin Sergio Rodriguez Clariana

Sergio Rodríguez Clariana

Av. Prat de la Riba, 57
25004 Lleida (LLEIDA)