Sígame en...
¿Qué está buscando?

Sergio Rodríguez Clariana: Empresa - Familia - Patrimonio.

"LEVANTANDO ALFOMBRAS" EN LA EMPRESA FAMILIAR

Curiosa semana para mi. Dos clientes. Dos familias muy diferentes. Problemas y situaciones muy similares. Objetivo: iniciar el proceso de sucesión de forma ordenada y diligente para la empresa salvaguardando la familia. 

 

Mi intervención debe abordarse desde un profundo conocimiento de la estructura económica y organizativa de la compañía y por otro lado, por las multiples sensibilidades familiares que afloran en cuanto emplieza mi función como consejero.

 

Han sido dos procesos en paralelo. En cada uno he identificado cada rol familiar en el contexto empresarial. He incentivado, provocado y valorado conversaciones familiares necesarias y diálogos poco comunes. Seguro, porque esa comunicación siempre suele ser una carencia, pero en un proceso de relevo generacional es vital. Debo conocer y analizar las capacidades de liderazgo del sucesor/a. Sus inquietudes, sus esperanzas, su propia visión de la compañía. También, su grado de implicación real hasta el momento. Debo valorar unos ítems muy concretos y estratégicos. 

 

En muchas ocasiones, debo "levantar alfombras familiares" sí me permíten la metáfora. Unas alfombras cuyo polvo escondido no es más que asuntos no valorados, temas no confrontados, propuestas desarroladas por una sinergias no siempre planificadas. A veces conflictos mal resueltos...

 

Sólo se puede avanzar en el proceso si un profesional externo, neutro y con una visión absolutamente objetiva, propone los asuntos determinantes a debate. No en los casos de esta semana a los que me refería,ni mucho menos; pero he asisitido a reuniones familiares verdaderamente tensas, algunas dramáticas: reproches, lágrimas, gritos, faltas de respeto, insultos... Por qué: porqué la línea entre padre y propietario de la empresa no ha sido trazada adecuadamente en el momento que debía hacerse. El cambio generacional debe diseñarse, prepararse, calenadrizarse y ejecutarse en un proyecto definido, porqué de ésta herramienta dependerá la supervivencia de la compañía y por supuesto de la familia empresaria.

 

En mi trayectoria como consejero de empresa familiar, no he conocido ningún progenitor empresario que no sea consciente de las cualidades y aptitudes de sus hijos para asumir puestos directivos o de CEO. Será, en función de esa certeza, el momento, dificilísimo, de elegir y ser conscuente:

 

- Mi hijo/a es un buen candidato. Vamos a preparar el relevo

- Mi hijo/a no muestra interés o no tiene capacidad de liderazgo. Vamos a seleccionar un CEO externo y que la familia cobre dividendos.

 

Eso es así de fácil o dificil, pero esta decisión es vital para poder actuar con la diligencia empresarial debida.

 

Las dos empresas referidas al principio tienen una situación económica positiva, esta realidad facilitará enormemente cada proceso de sucesión, en tanto que la obligación de los progenitores y generación transmitente es dejar la empresa en una situación económica solvente y todo lo relacionado con el patrimonio familiar (que no es lo mismo que el empresarial) alineado en términos organizativos y fiscales.

 

Ambas generaciones deben convivir en la empresa y es recomendable que así sea. La sabiduría y la impetuosa juventud hacen un tándem imparable si está bien gestionado. Esos padres no desean apartarse abruptamente, es mi recomendación siempre. Deben dar un paso al lado, aportando su experiencia desde un plano diferente a ese hijo/a que deberá entender y comenzar su proyección como lider, bajo ese tutelaje parental.

 

A partir de este momento y con la decisión tomada en base a unos criterios determinados, deberan constituirse los órganos de gestión. El Consejo de familia y el Consejo de administración como los estratégicos para trabajar de manera estructurada, mantener una comunicación fluida y muy importante, ese nuevo CEO, sea hijo, hija o ejecutivo externo, deberá rendir cuentas ante esa familia empresaria que le habrá situado en esa función con la confianza de seguir cobrando dividendos, y también, para constatar que su obra empresarial no está en riesgo. El sistema de control bien gestionado evita todos los problemas que ustedes puedan estar imaginando.

 

Mi consejo si estan en ese momento. Acudan a un profesional sin dudarlo. Va a ser la mejor inversión para la continuidad de su legado.

 

¡Gracias! Feliz semana.

Publicado
el 17-03-2024
Compartir
Últimas noticias
Curiosa semana para mi. Dos clientes. Dos familias muy diferentes. Problemas y situaciones muy similares. Objetivo: iniciar el proceso de sucesión de forma ordenada y diligente para la empresa salvaguardando la familia..Leer más
El primer eslabón de la cadena agroalimentaria es siempre el más perjudicado porqué no se quieren adoptar las medidas correctas. Observamos que la cadena de valor tiene una marginalidad positivaLeer más
Satisfecho sería la conclusión del 2023. Ha sido, pese a la situación políticofinanciera, un año muy interesante durante el cual he desempeñado y participado en proyectos empresariales que profesionalmente han supuesto un reto ambicioso, por citar uno de Leer más
Quiero compartir con ustedes mis impresiones acerca de mi asistencia al Congreso de Empresa Familiar celebrado recientemente en Bilbao, como asociado de la Asociación de la Empresa Familiar de Lleida, con su Presidente y Leer más

Sergio Rodríguez Clariana

Últimos tweets
Mi perfil en LinkedIn
Sergio Rodriguez Clariana en linkedin Sergio Rodriguez Clariana

Sergio Rodríguez Clariana

Av. Prat de la Riba, 57
25004 Lleida (LLEIDA)