Sígame en...
¿Qué está buscando?

Sergio Rodríguez Clariana: Empresa - Familia - Patrimonio.

Stage 1, Stage 2. Rating ¿Qué significan estas expresiones para las empresas?

Stage 1, Stage 2. Rating ¿Qué significan estas expresiones para las empresas?

Como reestructurador de empresas les transmito exactamente qué hay que entender cuando la banca otorga una u otra calificación a mi cliente. Les voy a hablar del Stage o la clasificación según determinadas ratios. Naturalmente, según el rating otorgado me centraré en unos objetivos muy concretos para conseguir que el proceso llegue a buen fin y la empresa esté de nuevo en condiciones positivas de mercado y de financiación bancaria.

 

Hablemos del Stage 2. En empresas con operaciones de activo así clasificadas, sé que estos préstamos están sometidos a vigilancia especial, según la terminología financiera. Se consideran un anticipo de la morosidad potencial. Normalmente, las empresas que tienen sus operaciones clasificadas como Stage 2 no tendrán tampoco un buen rating (puntuación). Las entidades deben proceder a realizar dotaciones más elevadas al banco de España para cubrir el posible riesgo de impago. Mi cliente empresario lo entiende perfectamente. Mi función será salir de este estadio lo antes posible. Metafóricamente: es como cuando un equipo desciende de primera a segunda. Una pesadilla.

 

En consecuencia, por las susodichas dotaciones los tipos de interés son más elevados, pues son operaciones de mayor riesgo (impago, concurso de acreedores). Cuando una empresa está en vigilancia especial, solicitar “fresh money” y que lo autoricen es casi un milagro, salvo en ocasiones, para evitar el concurso de acreedores, que es cuando las entidades tienen que dotar el 100% de todas las operaciones con la empresa concursada, afectando directamente a su cuenta de resultados.  

Un buen plan de viabilidad. Realista y ejecutable, además de una estrategia de reestructuración de deuda consensuada con el pool bancario hará que la empresa subsista. El proceso es drástico y duro, pero la pesadilla puede acabar.

 

Para una empresa en proceso de reestructuración cuyas operaciones entran en Stage 2, deben transcurrir un mínimo de dos años para volver a Stage 1. Este “ascenso” suele depender de la normativa interna de cada entidad y también, un poco, de la arbitrariedad de los sacrosantos departamentos de riesgos. En mi experiencia como reestructurador, puedo asegurarles que no hay una norma a este respecto, en ocasiones, aún advirtiendo del paso del tiempo a los departamentos de riesgo para su actualización, es harto complicado volver a stage 1. Curioso cuando reducir dotaciones y poder ampliar las líneas de crédito teóricamente es su Core Business.

Estando en el Satge 2 la actuación de las entidades financieras es de “cierre de grifo” y control férreo, salvo que la empresa tenga un rating muy positivo. Restricción, control, límites. Estas son las palabras habituales. Es cierto que en cualquier crisis las empresas menos apalancadas son las que mejor transitan por ella. Los proveedores de materiales y de dinero los “quieren”.

La reducción del exceso de liquidez en la zona euro tendrá implicaciones sobre toda la economía del continente. El encarecimiento de la financiación bancaria se trasladará a los préstamos a empresas y familias, provocando una reducción en la propensión marginal al consumo. En línea con la nueva orientación de la política monetaria, el interés de las hipotecas y los créditos corporativos seguirá elevándose, y con ellos la tasa de desempleo. Consecuencia que no se explica.

La mayoría de las entidades españolas llegaron a acumular alrededor de 300.0000 millones de euros en préstamos del BCE. Sólo BBVA, que cuenta con 38.000 millones de euros en inyecciones de liquidez del BCE (España 300.000 millones €), ha manifestado su deseo de conservar estos préstamos hasta su fecha de amortización ordinaria pese al presumible incremento del coste (2%).

Contemplando el escenario global y comentado con departamentos de reestructuraciones de diversas entidades, la salida de una reestructuración vendrá dada por un incremento de ventas y una mayor productividad. Ello nos generará Cash-Flow y podremos cumplir nuestros compromisos.

Mientras tanto, en la cocina del infierno del Stage 2 en las Empresas Familiares (97 % del tejido empresarial) las reestructuraciones provocan grandes cismas y conflictos.  “Cuando el dinero se va por la puerta el amor se va por la ventana” Pero eso es otro capítulo.

Muchas gracias.

 

 

Publicado
el 06-12-2022
Compartir
Últimas noticias
Compañeros, dejaros de historias ¿Esta empresa vale más viva o muerta? Si votáis viva, salvémosla. Si votáis muerta, descanse en paz. Así, textualmente, intervino uno de los responsables con poder de decisión en un pool bancario en el que mi cliente,Leer más
mis lecturas favoritas son las que versan sobre economía, más si son fruto de una investigación y absolutamente necesarias cuando se trata de desvelar y dar a conocer datos, estrategias y escándalos, financieramente hablando, por supuesto. Leer más
En mi último artículo de este año 2022 que termina, quiero transmitirles la mejor sensación que mi trabajo me proporciona. Me refiero, principalmente, a la percepción de satisfacción de mis clientes.Leer más
Como reestructurador de empresas les transmito exactamente qué hay que entender cuando la banca otorga una u otra calificación a mi cliente. Les voy a hablar del Stage o la clasificación según determinadas ratios. Naturalmente, según el rating otorgado ..Leer más

Sergio Rodríguez Clariana

Últimos tweets
Mi perfil en LinkedIn
Sergio Rodriguez Clariana en linkedin Sergio Rodriguez Clariana

Sergio Rodríguez Clariana

Av. Prat de la Riba, 57
25004 Lleida (LLEIDA)